JuventudFuenla

Relato corto 17 – Todo de mí

CARTEL_RELATOS_web

El despertador suena a las 6 am, como siempre, es demasiado pronto, cualquier hora antes del mediodía es demasiado pronto, pero hay que empezar el día. Me levanto de la cama para buscar mis apuntes de sociología, mi escritorio está… da miedo, a mi madre le da otras cosas peores, bueno, ya lo recogeré algún día. (continúa leyendo…)
Para llegar a la universidad tengo una hora de trayecto, nunca cojo el tren a tiempo. Tendría que haber ido al campus de Fuenlabrada, me queda mucho más cerca, podría haber ido en bicicleta, ahora estaría en mejor forma y tendría un mejor culo, por lo menos aprovecho para estudiar en el tren. Suelo tener clases de 9 a 14, con la actitud adecuada mis clases de historia son las más divertidas, mi emperador favorito es Heliogábalo, el travesti. Normalmente vuelvo a comer a mi casa, pero hoy me quedo a comer en la universidad, deberíais verla, que abandono escolar ni que “mami, quiero dejar de estudiar”, ¡ahí no hay quien  coja sitio! y la cola del microondas te hace pensar que las lentejas frías estarían bien. Pero no me queda otro remedio porque luego tengo clase de inglés, aquí casi todos estudian inglés, yo además estudio francés, Sandra estudia chino, pero todavía no pasa del hola.
En el trayecto de vuelta me encuentro con Julia, a veces coincidimos cuando vuelve del trabajo, da clases de inglés a algunos niños pequeños, así se gana un dinerillo. Me dice que quedemos el viernes, pero no puedo, pertenezco a una asociación universitaria por la cultura y ahora estamos haciendo un ciclo de cine, así que el viernes veremos una película, de interés histórico, ojalá me dejen llevar palomitas. Hace poco estuvimos recogiendo comida para una ONG, me gusta estar incluida en tantos proyectos y conocer gente nueva. Le digo a Julia que quedemos el sábado, que aviso a las demás, que hace mucho que no quedamos y que salgamos todas juntas cuando acaben los exámenes. Llego a mi casa a las 7 pm, enciendo mi portátil para hacer el trabajo de comunicación comercial, para cuando termino me ha robado el alma y además es hora de cenar.
A medianoche me voy a la cama, solo quiero acurrucarme, cerrar los ojos y dormir, estoy algo cansada, aprender y hacer cosas nuevas consigue que te sientas más vivo, yo me siento más feliz cuando estoy agotada, cuando doy todo de mí.

8 Comentarios por el momento.

  1. Yo;) dice:

    Este es el mejor relato *-*. ¡¡¡¡Tiene que ganar!!!!

  2. Maripili dice:

    Buen relato este, refleja la pura realidad ni florituras ni tonterías esta es la vida de una estudiante, dura, simple y agotadora. ¡Mucho ánimo!